Sekiro: De lo mejor de esta generación

La historia se desarrolla en el periodo Sengoku del Japón medieval de finales del Siglo XVI y en él tomas el rol de un Shinobi que fue dado por muerto después de perder un brazo y ahora debe encontrar a su amo quien está desaparecido. A diferencia de las demás entregas de FromSoftware

Así pues, Sekiro: Shadows Die Twice nos introduce en una historia que transcurre durante el periodo Sengokuen Japón. Nuestro protagonista, conocido únicamente como el Lobo, es un shinobi que sufre la vergüenza de haber perdido a su señor, un importante personaje que se dice viene de la estirpe del dragón. A lo largo de esta trama, la propia historia nos contará de dónde viene el apodo “Sekiro” y más detalles que para no incurrir en spoilers evitaremos. A diferencia de otras propuestas del estudio, este juego que llega bajo el paraguas de Activision, si que narra la historia de una manera más amigable para el jugador que no tiene que perderse constantemente en detalles ocultos del lore del juego

Jugabilidad

El punto estrella de Sekiro: Shadows Die Twice es sin ningún tipo de matiz, la jugabilidad del juego. Este aspecto es santo y seña de FromSoftware y para esta ocasión han dado una vuelta de tuerca a su fórmula, dejando en Sekiro lo que sin duda es el combate más fluido y frenético que ha ofrecido el estudio dirigido por Hidetaka Miyazaki.

Lo primero que llama la atención en Sekiro es el abandono de la barra de stamina. Podremos atacar cuanto queramos sin miedo a que nos quedemos sin energía. Eso sí, sería una elección pésima si queremos mantenernos con vida. El juego propone en sus combates la alternancia entre atacante y defensor, gracias a un sistema de parrys y paradas que ejecutándolas en el momento adecuado, harán mella en la denominada “postura” de nuestro enemigo y le hará vulnerable a un ataque crítico por nuestra parte. Pero esto es un camino de doble sentido: errar en nuestros parry o ver frenados nuestros ataques harán que nuestra propia barra de postura se llene y nos haga vulnerables a nosotros… lo que nos hará morder el polvo. Una suerte de equilibrio para que busques la manera de combatir más apropiada.

Duración

Dada la dificultad de Sekiro: Shadows Die Twice, hablar de una duración es algo aventurado porque dependerá de nuestra habilidad y adaptación a las mecánicas. En cualquier caso, es fácil que nuestra primera partida nos lleve a las 40 horas fácilmente, si no más. En resumidas cuentas, Sekiro tiene una duración similar a anteriores juegos de FromSoftware y, sin duda, nos dejará con ganas de más para una segunda o tercera vuelta.

Magazine Skape

ASSISTANT FASHION EDITOR Ant is a reporter for the Skape, specializing in celebrities, fashion, and entertainment.

No Comments Yet

Comments are closed